E

El tema del precio de un fotógrafo de bodas, o el porque de su coste es un tema peliagudo. Llegados a este punto de mi blog, me gustaría explicar todo lo que repercute en el coste de un fotógrafo de bodas. Os cuento todos los motivos que justifican el precio que os puede, o no, parecer un caro.

Dentro de la industria de las bodas, el precio de la foto es uno de los tantos que hacen que el total del presupuesto sea elevado. En este artículo os quiero contar, por experiencia propia, los costes de vida de un profesional de este sector.

Todos los porqué del coste de un fotógrafo de bodas profesional

Os lo cuento todo, si tenéis alguna duda preguntadme, si añadiríais alguna cosa más dejadlo en comentarios. Me gustaría que este artículo os pueda resultar interesante y muy útil para poder valorar, con más números, el coste de un fotógrafo. También me gustaría dejar un enlace mis tarifas como fotógrafo de bodas.

…un poco de introducción…

Cuando empecé, hace ya unos años, no me imaginaba la magnitud de la pregunta de ¿Cuánto valen mis fotos? o que esta respuesta podría afectar en mi negocio. Al comenzar, como supongo hará cualquiera, curioseé mucho los precios de otros fotógrafos del sector. Qué hacían pagar por cada servicio y cuándo podía subir al final. Eso lo hice por 4 simples razones:

  • Ignorancia: obviamente, al empezar dentro de este mundo, la ignorancia es una característica que asumí sin problemas. Si, no conocía el sector de la fotografía de boda a fondo y por lo tanto me interesé por todos los temas.
  • Inexperiencia: qué ofrecían, qué les diferenciaba y muchas otras preguntas que me hacía por inexperiencia. Por empezar algo nuevo desde un hobbie. Es decir por empezar un negocio desde algo que me encantaba y me sigue encantando, que es fotografiar.
  • No poder valorar mi trabajo: también busqué como eran sus trabajos. No podía valorar el trabajo que era capaz de ofrecer si no podía ver primero que hacían los demás o muchos de ellos.
  • Miedo: obviamente cualquier proyecto que empiezas de vértigo. Quieres aprender cosas y quieres no pasarte. El miedo a poder vivir o no del hobbie convertido en tu profesión. El miedo a no tener suficientes bodas,…

Por todo esto pude revisar precios, servicios,… para estar dentro del mercado y tener público al que le pudiera interesar mi trabajo. Hecho esto, me dí cuenta de todo lo que comportaba. Todos los gastos que tenía que cubrir y todas las inversiones, que os iré explicando, que debía hacer para poder ofrecer un trabajo profesional.

Después de esta pequeña explicación me gustaría hablar del tema por el que habéis entrado a leerme. El problema no está en que la gente diga que los fotógrafos de bodas somos caros, pero me gustaría argumentar este estigma y concienciar a la gente que me está leyendo o ha mostrado interés en este artículo concreto.

Os hablaré de gastos directos, es decir de costes económicos que podemos tener, y de gastos en cuanto a horas, es decir tiempo que invertimos trabajando para una boda. Todo lo que os cuento tiene que ver con el precio de un fotógrafo de bodas, es decir que tiene repercusión de forma directa o indirecta en el coste del profesional.


Gastos generales

  • Licencias y permisos
  • Seguros
  • Impuestos
  • Gente a la que tienes que pagar

Cuando tienes un negocio tienes que ofrecer unos servicios de calidad. Además, toda la documentación la debes tener en regla. Tienes que estar dado de alta como autónomo, además de tener todas las licencias y permisos en regla. Todos los temas legales los debes tener cubiertos.

Los seguros también son parte importante de un negocio, como también ocurre con tantos otros.

Por otro lado, si las bodas son grandes, tienes que contratar a un segundo fotógrafo (por ejemplo). Pero también hay otras partes de gastos derivadas de las contrataciones de terceros como puede ser un asesor, una persona que lleve los términos legales, un diseñador para empezar la actividad,… y puede que algunas otras personas. Todo esto son gastos que obviamente deben ser cubiertos con los beneficios que puedas sacar con el trabajo.

Además, debéis tener en cuenta que somos autónomos y como tal no tenemos ni paro ni podemos tener bajas puesto que no cobraríamos.

Marketing

  • Web y SEO: en cuanto a esta sección, hay fotógrafos que se lo hacen ellos mismos. Yo empecé a hacerlo solo pero por falta de tiempo pude ver que me hacia falta una persona externa. Una web de por sí ya conlleva unos gastos, que si lo sumamos a una persona que se encargue del SEO y de la propia gestión, estos aumentan. Una web es necesaria puesto que necesito poder mostrar mi trabajo y llegar a toda esa gente que esté interesada en contratar mis servicios.
  • Redes sociales: en las redes sociales, habitualmente, también solemos invertir dinero. Son cada día más las personas que buscan información dentro de este canal y por este motivo la visibilidad es muy importante. Al empezar, aunque también ahora, es habitual hacer campañas de publicidad para poder llegar a posibles clientes.
  • Branding: esta es una de las cosas que más afecta a cualquier negocio, es la cara que la gente ve y por lo tanto es un gasto imprescindible para poder atraer a posibles clientes o clientes potenciales.

Equipo de fotografía

Equipo de fotógrafo

No hay que olvidar todo el material. Este también tiene un gran coste que debe ser cubierto con el trabajo de cada uno.

  • Mochilas: dispongo de tres. Una la utilizo para poder tener todo mi equipo en bodas. Otro pequeño bolso para realizar sesiones menores y otra en la que puedo poner mi equipaje para los viajes en el avión.
  • Cámaras: obviamente sin ellas no podría trabajar. En mi caso necesito una para utilizar y otra para repuesto, que utilizaría en caso de que la principal fallara. Así que tengo dos cámaras, ambas de calidad y potentes para sacar grandes fotos en vuestra boda.
  • Objetivos: en mi caso dispongo de seis puesto que cada uno sirve para una cosa diferente, para afrontar diferentes situaciones.
  • Flashes: hay muchos fotógrafos que lo utilizan cuando no hay luz natural, un accesorio más añadido al coste del equipo.
  • Baterías: necesarias para las cámaras. En mi caso necesito un mínimo de 4 teniendo en cuenta que con cada una hago entre 800 y 1000 fotos.
  • Tarjetas de memoria: sin ellas no podríamos guardar las fotos. En mi caso, lo que hago es utilizar 2 memorias por cámara, con la intención de hacer una copia de seguridad instantánea y no perder las fotos de vuestro gran día.
  • Otros accesorios: carpetitas para las tarjetas, cargadores extra, productos de limpieza….

Así que, como podéis imaginar este apartado también hace que un fotógrafo tenga grandes gastos que con todos sus reportajes se tienen que ir cubriendo. Además, pensad que este equipo debe de ser renovado constantemente, por lo que nunca deja de ser un coste para nosotros.

Equipo Informático

  • Ordenador sobremesa y portátil: sin estos ordenadores las fotos no se podría procesar. Dicho de otro modo, un ordenador es un aparato indispensable en el mundo de la fotografía, en el negocio de un fotógrafo.
  • Discos duros: ¿Dónde sino iba a guardar vuestras fotografías de boda? Los profesionales de las bodas, dedicados a la captura de momentos, necesitamos diferentes discos duros para mantener a salvo nuestros trabajos, vuestras fotos y las de muchos más clientes.
  • Calibradores: quizás muy poco conocidos. Sirven para que las fotos sean reales y no sean una barbaridad en cuanto a colores.

Apps y software (programas)

  • Galerías online: es una de las formas más rápidas y cómodas de trabajar para que vosotros tengáis las fotos.
  • Maquetadores: sin estas aplicaciones no podríamos hacer vuestro álbum de boda.
  • Impresiones: tener las fotos físicas, en papel, para que las podáis tener en mano sin necesidad de verlas a través de una pantalla.
  • Software de edición: sin este tipo de programas las fotos no serían lo mismo, por lo tanto es una herramienta o programa indispensable para la vida profesional de toda persona que se dedica a la fotografía.

Educación

Porqué cualquier persona quiere estar a la última, tanto para uno mismo como para los clientes. La formación continuada y estar al día es indispensable para nosotros. Como podéis imaginar, esto no resulta gratuito y tener un fotógrafo bien formado siempre puede resultar un poco más caro.

  • Cursos: estamos constantemente formándonos para estar siempre al día.
  • Workshops: es la mejor forma de aprender de fotógrafos que lo están haciendo bien y que por lo tanto nos puede ayudar a ser mejores en nuestra carrera.

Viajes

Los viajes también tienen un coste. No es habitual tener una boda a 10km de casa, es decir que siempre necesitamos recorrer distancias que tienen un coste. Este coste puede ser económico o puede ser más caro si requiere de ciertos transportes, como puede ser el avión.

El artista

Es verdad, tenemos muchos gastos, pero hay otro tipo de factores que también pueden encarecer el precio de un fotógrafo de bodas. Estos son:

  • Experiencia.
  • Aptitudes.
  • Calidad.
  • Tiempo invertido en la profesión.
  • Caché.
  • Y muchos más relacionados con el profesional en cuestión.

Comunicación

En cuanto a la comunicación, no podemos valorarlo en euros pero si en tiempo. El tiempo invertido en encontrar a cada cliente, el tiempo invertido en cuidar de cada uno de vosotros, el tiempo dedicado a la boda, a la edición, a la creación del álbum,… Todo esto es tiempo de trabajo, y al ser autónomos muchas de estas horas no se cobran, puesto que no repercuten en una facturación directa.

Algunos ejemplo de comunicación podrían ser:

  • Booking.
  • Planning.
  • Llamadas.
  • Mailing.

Costes de vida

Como cualquiera de vosotros, yo tengo que pagar mis facturas, mi comida, mi piso, la comida de mi gato, necesito un lugar en el que trabajar. El dónde y el cómo vives afecta a tu cartera y por lo tanto es importante para encarar el negocio.

Como dijeron los Beatles, “Words of Wisdom” – Si tu aprendes mal, vives mal


Ser fotógrafo es mucho más que tener una cámara y ponerse a disparar, te puede parecer caro o no, es subjetivo. Pero aprender, todo el dinero invertido y todo el tiempo utilizado en aprender sobre fotografía no es barato, del mismo modo que puede no parecerlo un buen profesional.

Estos son algunos de los ejemplos que nos ayudan a poner precio a nuestro trabajo. El saber los motivos y los porqués del precio de un fotógrafo de bodas quizás os pueda ayudar a valorar si el precio final es justo o os parece caro.

En cualquier caso, me encantaría que me dejarais un mensaje con vuestra opinión. ¿Qué pensáis de todo lo que os he explicado?

Me encanta mi trabajo, si no, no lo haría y para mi es una suerte poder vivir de mi pasión, pero a la vez es mi negocio, soy emprendedor.

Comentarios

Y además eres un Artista y eso hay que pagarlo, me encanta tu trabajo!

Muchísimas gracias Manuela! Me alegro que te haya gustado el artículo!

Un abrazo!

Añade tu comentario

P
Cerrar Menú