Me llamo Robert y hago fotos

      No es ningún secreto que mi pasión es viajar, estar en un escenario épico para inspirarme, pero una gran conexión entre dos personas me inspira muchísimo más que cualquier acantilado, cascada o desierto infinito. Documento esa conexión entre dos humanos y es algo que me tomo muy en serio. Ser testigo del amor real entre dos personas cada fin de semana y poder capturar ese amor es una de las sensaciones más gratificantes.

      Como os he contado me apasiona el viajar pero además también me encanta conocer gente, comer, el baloncesto y la buena música. Disfruto con una cerveza en un bar mientras suena de fondo aquella canción que hace mucho tiempo que no escuchas pero te la sabes entera.




      Cerrar Menú